lunes, 5 de octubre de 2009

Trata de Mujeres en Costa Rica

Estudios realizados confirman la trata de mujeres en Costa Rica


En el marco de las actividades realizadas por el Consejo de Ministras de la Mujer de Centroamérica (COMMCA) y como parte del Plan Regional contra la Trata de Mujeres 2007-2009, este jueves se presentan dos estudios llevados a cabo en Costa Rica que confirman que nuestro país es lugar de destino, tránsito y origen de trata de mujeres.

Bajo la coordinación y dirección técnica de la Unidad contra la Trata de Personas de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), los estudios exploran el delito de la trata en Centroamérica y República Dominicana, su normativa y aplicación, la experiencia de las mujeres víctimas y la actuación de las instituciones.

En el caso de Costa Rica, las investigaciones “Estudio Regional sobre la Normativa en relación a la Trata de Personas en América Central y República Dominicana y su aplicación, Capítulo de Costa Rica”, y “La experiencia de las mujeres víctimas de trata en América Central y República Dominicana y la actuación de las instituciones, Capítulo de Costa Rica”, concluyen que las mujeres son víctimas de esclavitud para fines de explotación y servidumbre sexual, laboral y doméstica.

Realizados entre el 2007-2008, las investigaciones fueron apoyadas por el Sistema de Integración Centroamericana (SICA), por el Instituto Nacional de las Mujeres (INAMU) y financiadas con fondos de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID).

“Lastimosamente Costa Rica está perfilado internacionalmente como un país sede de trata de personas, de ahí la urgente necesidad de articular acciones para evitar que más mujeres, niñas y mujeres adolescentes sigan siendo víctimas de trata”, destacó Jeannette Carrillo Madrigal, Presidenta Ejecutiva del INAMU.

Experiencia de las mujeres víctimas y la legislación

Sobre la experiencia de las mujeres víctimas de trata en Costa Rica, el estudio obtuvo el testimonio de once de ellas, de los cuales a continuación se presenta un extracto de una de las entrevistas:

“A mí todo me lo pusieron color de rosa, que iba a tener casa propia, mi carro, mi plata (…) que me iba a comprar un montón de cosas (…) cuando yo vi lo que eran realmente ellos, bueno, ya para qué. En México caí en un alcoholismo profundo (…) nos daban cocaína y en la noche pastillas para dormir, porque teníamos que estar relajadas. No nos dejaban salir, no podíamos hablar por teléfono, nada. ¿Sabe qué le dijeron a mi mamá? Que yo iba a llegar en una caja” (Mujer costarricense víctima de trata en 1992).

Una de las primeras hipótesis confirmadas es que Costa Rica es un país de destino y origen de trata de personas, en donde se puede considerar que el territorio está siendo utilizado por las redes internacionales de la trata como espacio para legalizar la condición migratoria de mujeres extranjeras víctimas, por ejemplo, mediante la utilización de la figura del matrimonio por poder o por medio de matrimonios falsos, y como puente para el traslado de estas víctimas a otros países y continentes donde van a ser explotadas.

Algunas de las conclusiones sobre la experiencia de las mujeres es que todavía no existe suficiente claridad sobre el concepto y su diferenciación con el tráfico de personas. Tampoco se cuenta con una legislación que contemple tanto la trata interna como la externa, ni existen registros institucionales de casos.

“El desconocimiento de las características específicas del delito de la Trata en el país, se evidencia en las debilidades institucionales relacionadas con el abordaje, lo que indefectiblemente afecta a las víctimas del delito”, explicó José Pires, Representante Regional para Centroamérica y México de la OIM.

Al respecto Carrillo Madrigal explicó que desde el INAMU se ha estado trabajando el tema de la prevención en poblaciones jóvenes de zonas urbano-marginales y rurales. También señaló que se han acercado a funcionarios y funcionarias que atienden a la población en riesgo.

Por su parte, la investigación sobre normativa y su aplicación realizada en Costa Rica se fundamentó en el estudio de doctrina nacional, el análisis de jurisprudencia y expedientes, y diecinueve entrevistas efectuadas a magistrados, jueces penales, fiscales, defensores públicos y privados, peritos, sicólogos, policías de migración, coordinadores de oficinas y programas de atención de víctimas.

De las principales conclusiones se puede mencionar que el delito de la Trata no está debidamente tipificado lo que impide una adecuada y eficaz persecución. En este sentido las normas procesales tampoco facilitan el rastreo de los criminales de la trata. Asimismo, se comprobó que muchas situaciones de trata no son identificadas como manifestaciones del fenómeno delictivo.

“En el campo de la investigación criminal es importante la investigación proactiva. Sobre todo en delitos vinculados al crimen organizado como lo es la trata de personas. Es importante mantener información y registros sobre actividades sospechosas, relacionar datos y pesquisas que proporcionen el material necesario para las investigaciones policiales. Y en Costa Rica se realiza una investigación reactiva, cuando ya el delito ocurrió”, añadió Pires de OIM.

No hay comentarios:

El maltrato

Por la Mujer

Por la Mujer
Respetos