viernes, 12 de octubre de 2007

Con todas nuestras voces

La voz que no calla
A. CH. | 22.6.2006

Se lanzó el primer número de la revista semestral Voces Contra la Trata de Mujeres, de España, que busca visibilizar la temática y recaudar fondos para asistir a las víctimas.

Pareciera que en estos tiempos la esclavitud no existiera. Sin embargo, hay un tipo de esclavitud moderna: la trata de personas, de mujeres, con fines de explotación en Europa. Con esta idea, de mayor visibilidad a un problema ocultado durante años, la revista Voces Contra La Trata de Mujeres apunta a una mayor difusión para concientizar y difundir este fenómeno.

La trata de personas comprende la captación y el traslado de una persona utilizando violencia, amenazas y engaños para someter a la víctima a explotación y que el "captador" lucre con su actividad. El Estado de España ratificó la definición sobre la trata de personas recogida por las Naciones Unidas y consensuada internacionalmente en el año 2000, el 25 de diciembre de 2003.

En España, los principales ámbitos en los que las víctimas de la trata son explotadas son la prostitución, la agricultura, el servicio doméstico, la venta ambulante, la mendicidad y los matrimonios serviles. Un testimonio, tomado de la revista, testifica el engaño: "realicé un viaje a España sola, convencida de que lo acordado era la verdad y que el trabajo iba a ser por dos años. Pero todo era una mentira. Además de cuidar de un bebé, me obligaban a vender en las calles y a realizar labores de la casa. Trabajaba 16 horas diarias sin descanso y sin remuneración. En algunas ocasiones incluso tuve que dormir en la furgoneta. Cuando me di cuenta que todo era falso, que me habían engañado, me dio mucha rabia y lo que quería era volver", cuenta Fabiola, una inmigrante ecuatoriana. Una mujer colombiana, dice "vine a España dejando en mi país firmadas varias letras de cambio ante notario. Me ofrecieron un trabajo en un club de alterne para tomar unas copas en las noches con los clientes. Pensé que iba a estar en Madrid y que durante el día podría buscar otro trabajo para así enviar dinero a mi familia. Cuando llegué, me llevaron a un club de carretera en mitad del campo a las afuera de un pueblo de donde no me podía mover, y me obligaron a prostituirme".

La variedad de testimonios que se exponen en la revista sobre dicho fenómeno nos muestra la realidad compleja de la trata de personas. A veces los obstáculos complican aún más las cosas: las víctimas suelen desconocer el idioma, tiene desconfianza, miedo y hasta estrés postraumático que puede tener serias consecuencias, a saber, lagunas de memoria, discurso incoherente y contradictorio, etc.

Principalmente, la trata se desarrolla en el marco de los movimientos migratorios. Muchos países se ven afectados, tanto los de origen, como los de tránsito y destino. La principal causa de este fenómeno es la pobreza. Dada la gravedad de este flagelo, han surgido en Europa innovaciones en las políticas para un mayor rendimiento en el tratamiento y el control del fenómeno.

Entre 1999 y 2005, el Proyecto Esperanza atendió un total de 338 mujeres víctimas de trata. El 60% de éstas provenía de Europa del Este, un 33% de Latinoamérica y un 7% de Africa. La mayoría se encontraban entre los 22 y 25 años de edad, y el principal tipo de explotación al que fueron sometidas fue la prostitución (92,01%), seguido por el trabajo doméstico (2,37%) y la agricultura (0,59%). El agente social que deriva más mujeres hacia proyecto Esperanza es la fuerza de seguridad.

Una nueva voz para este fenómeno en auge

El Proyecto Esperanza (http://www.proyectoesperanza.org) ofrece desde 1999 apoyo a las mujeres víctimas de la trata de personas, realizando acciones de sensibilización y denuncia. Para llevar a cabo estos objetivos, surge la iniciativa de crear la nueva revista Voces contra la Trata de personas. Con la colaboración de la Dirección General de la Mujer de la Comunidad de Madrid, esta revista se transforma en una herramienta por medio de la cual se desea concientizar, difundir y aportar propuestas, con el único fin de cambiar la realidad.

La revista es semestral y de carácter monográfico. En ella se analizan los diversos aspectos sobre la trata de mujeres, a lo largo de todas sus secciones, en las cuales hay espacios de reflexión e información, para lo cual cuenta con diferentes agentes sociales relacionados con este fenómeno. También abre una puerta para que las mujeres - víctimas de este fenómeno puedan ser escuchadas a través de la sección Con Voz Propia.

Desde su experiencia, el Proyecto Esperanza plantea diversas propuestas para afrontar el problema adecuadamente: En primer lugar, elaborar un plan de actuación contra la trata de mujeres que contemple prevención, represión del delito y protección a las víctimas. En segundo lugar, la creación de espacios de colaboración entre los actores relacionados con la lucha contra la trata de mujeres. Como tercer propuesta, la aprobación de un presupuesto para dotar de medios a los actores sociales implicados en la lucha contra la trata. También deben sistematizarse los protocolos de actuación para garantizar la aplicación de la legislación en cada no de los casos; y por último, extender la protección a todas las víctimas de la trata de personas, sin importar si formulan una denuncia o no.

"Con todas nuestras voces contribuimos a promover el respeto a los derechos humanos y a garantizar que no queden impunes las violaciones de los mismos". Así concluye el editorial del primer número de la revista, asumiendo el compromiso de afianzar las voces para garantizar el respeto.

Artemisa Noticias

No hay comentarios:

El maltrato

Por la Mujer

Por la Mujer
Respetos